Arrasando en nuestros torneos de poker online
Inicio Juego lento Concepto Gap Squeeze Play

Cuando comenzamos a jugar al poker online en un servicio como el de Bet365 o Bwin, la mejor forma de aprender a desenvolvernos con las cartas sin dejarnos demasiado dinero es aprovechar el interesante rango de torneos que nuestro casino online debe poner a nuestra disposición. Los freerolls (torneos gratuitos) son una forma interesante de iniciarse, pero suelen resultar demasiado largos. Al introducirnos en un torneo largo corremos el riesgo de aburrirnos rápidamente por la enorme cantidad de mesas que se disputan, y también de ser eliminados a mitad del torneo sin posibilidad de introducirnos en un duelo a tres o en un heads-up. Muchos jugadores prefieren una partida rápida y trepidante y por eso escogen juegos como las tragaperras, que producen beneficios en relativamente poco tiempo, sobre todo gracias a los grandes bonos de bienvenida de los casinos online como Bet365.

La solución a esto es introducirnos en los famosos torneos Sit & Go, que producen las mejores ventajas para aquellos que aún se están iniciando en el juego de cartas más famoso del mundo. Los Sit & Go son torneos de baja duración, con un stack corto y, normalmente, en mesas de 6 personas. La rapidez de las manos motiva que los jugadores más débiles sean eliminados rápidamente de la mesa y que el ganador se pueda decidir en menos de 30 minutos, con ciegas que van aumentando su valor progresivamente. Por lo general, el stack que obtendremos en un Sit & Go será de unos 500 a 1000 euros en fichas ficticias, ya que, como ocurre en la inmensa mayoría de torneos, lo único que tendremos que pagar de nuestro bolsillo será el buy-in o precio de entrada.

Pasando a la estrategia, hay ciertos aspectos básicos de nuestra táctica que deben diferenciarse del juego que aplicaríamos normalmente en un torneo de otro tipo o en una partida regular de cash. El juego en los Sit & Go se diferencia por ser más agresivo, y siempre nos beneficiaremos de ser los líderes a la hora de subir las apuestas en las diferentes manos que nos atrevamos a jugar. Sin embargo, nuestro juego variará en gran medida según la fase de la partida en que nos encontremos, la posición con la que contemos o la soltura que tendremos a la hora de jugar manos que en otros escenarios podrían resultar algo más mediocres. No podemos olvidar que, si nos interesa ampliar nuestros conocimientos a otras áreas más allá del poker, podremos aprender sobre casinos online en, una interesante web que sigue aumentando en visitas día a día gracias a su completa información.

Durante las primeras fases de la partida, debemos buscar el momento perfecto para jugar nuestras manos, o retirarnos lo antes posible en el caso de que no contemos con buenas cartas. Esto se debe a que el tamaño de las ciegas no es lo suficientemente grande como para merecer que nos metamos en problemas, y siempre será más beneficioso guardar nuestro stack en caso de que lleguemos a los últimos coletazos de la partida. Nuestro objetivo será esperar a que otros jugadores vayan cayendo hasta que el cerco de posibles campeones se vaya reduciendo. Es recomendable pasar desapercibido y tan sólo apostar por aquellas manos que verdaderamente merecen la pena, como las parejas altas o las combinaciones de cartas altas que pueden hacernos intuir que formaremos una gran mano tras el flop.



Es esencial también prestar atención a la posición en la que nos encontramos si nos decidimos a jugar una buena mano inicial: si nos encontramos en posición temprana, justo delante de las ciegas, más nos vale estar tremendamente seguros de nuestra apuesta. Por el contrario, si estamos en las últimas posiciones, justo por detrás de las ciegas, será nuestro momento para atacar. Lo importante en esta parte del juego es, al fin y al cabo, sobrevivir. Debido a que las ciegas son bajas, retirarnos de las manos en que tengamos que pagarlas no supondrá un gran gasto para nuestro stack. Dependiendo de nuestro casino online y del tipo de torneo al que hayamos accedido, el precio inicial de las ciegas y su progresión, así como el buy-in, puede variar en gran medida. En Bet365, por ejemplo, podemos jugar torneos Sit & Go desde tan sólo 0.25€.

Antes de continuar, y dado que este artículo está dirigido especialmente a los principiantes, conviene aclarar la importancia de las ofertas y promociones que los casinos online y casas de apuestas ponen a nuestra disposición para facilitar nuestra iniciación en el poker. En esta labor destaca Bet365, donde gracias a sus bonos de bienvenida podremos comenzar a jugar de forma prácticamente gratuita al poker. Mejor aún si contamos con un código de oferta Bet365, que nos permitirá mejorar de forma increíble las condiciones de nuestros bonos de bienvenida y ofertas de la casa. Podremos encontrar estos códigos en algunas webs especiales dedicadas al mundo de los casinos online y el juego, pero no será necesario contar con ellos para disfrutar de las ofertas estándar que Bet365 nos ofrece en su página web.

Una vez la mesa se haya reducido a tres o cuatro jugadores, será el momento definitivo para desplegar nuestro juego. En esta fase del juego es imprescindible jugar con gran agresividad, y hacer check (pasar) debe ser nuestra última opción. Si queremos entrar en una mano, lo ideal será hacerlo apostando desde el pre-flop para así despejar las manos débiles de nuestro camino. En la mayoría de ocasiones, será muy preferible retirarnos en caso de duda antes que ir a todas las apuestas de nuestros contrincantes. El objetivo será mostrar que contamos con una posición fuerte dentro de la mesa y que somos capaces de apostar de forma agresiva cuando contamos con buenas manos, pero que tampoco tenemos escrúpulos a la hora de retirarnos cuando no tenemos buenas cartas. En definitiva, se trata de inculcar el miedo a los demás por la calidad de aquellas manos que sí jugamos.

Debemos tener especial cuidado con las situaciones post-flop donde nuestros contrincantes nos muestran una posición fuerte. No debemos dejar que las emociones nos posean e ir a las apuestas por el simple hecho de seguir nuestro criterio inicial hasta el final. A largo plazo, creer que podemos ganar todas las manos con simples parejas nos hará perder mucho dinero, y en el caso de un Sit & Go, un par de fallos de este tipo nos pueden hacer cavar nuestra propia tumba. Debido al incremental precio de las ciegas, tendremos que ser más permisivos con las manos que jugamos según avanza la partida. Si hasta este punto hemos jugado de forma agresiva con cierto éxito, contaremos con un stack bastante profundo del que poder arriesgar. Tendremos que elegir con cautela en qué situaciones lanzaremos faroles, y planearlos de forma adecuada, intercalándolos con manos fuertes. Esto dependerá, por supuesto, de la resistencia psicológica que seamos capaces de medir dentro de la mesa.



La situación predilecta en la que farolear dentro de un Sit & Go es en el robo de las ciegas. Robar las ciegas consiste en, básicamente, hacer una apuesta fuerte o incluso un all-in en una situación pre-flop cuando nos encontramos en una buena posición (antes de las ciegas o, en algunos casos contados, en posición media). Si hemos visto que todos los jugadores tienden a retirarse o simplemente ir a la apuesta mínima, realizando una apuesta muy fuerte por sorpresa lograremos, con suerte, que todos ellos se retiren de la mesa. Nuestra recompensa será el importe total de las ciegas, que contribuirá en las últimas fases del juego a construir un stack muy profundo.

La situación ideal será llegar al heads-up (el duelo uno a uno) con un stack superior a nuestro contrincante en el casino online. De esta manera, podremos correr más riesgos y retirarnos de las manos que consideremos demasiado débiles. Si nos encontramos en situación de superioridad respecto a nuestro rival, y este sigue perdiendo poco a poco su stack, lo ideal es apostar de forma muy agresiva, haciendo apuestas que superen ligeramente su stack restante para así incitarle a hacer all-in en una mano mediocre y ganar el torneo. En estas situaciones debemos considerar que su stack no supere más de un tercio del nuestro, para que en el caso de que perdamos la mano, nuestro rival no sea capaz de dar la vuelta al resultado.

En definitiva, los Sit & Go son una emocionante modalidad de torneo de poker que enseña a los jugadores a ser tight en las primeras fases del juego, pero que obliga a ser agresivo con nuestras apuestas en las últimas fases: un equilibrio perfecto entre todas las áreas que un jugador de poker debe dominar. La versión knockout de los Sit & Go nos ofrece recompensas por cada vez que eliminemos a un jugador de la mesa, pero lo cierto es que esta modalidad puede resultar demasiado agresiva y alocada para un jugador novato, debido a que las recompensas incitan la aparición de all-in en situaciones inverosímiles de forma constante. En un Sit & Go normal de Bet365, sin embargo, los jugadores con demasiada tendencia a apostarlo todo desaparecen rápidamente, despejando nuestro camino para lograr la mayor agresividad en las fases decisivas del torneo.